RadioRSP

A+ A A-

DEPORTES

River le ganó a Olimpo y cortó su racha de seis partidos sin ganar

piscu

Con una formación alternativa, River Plate le ganó en la noche del domingo a Olimpo por 1 a 0 en el Estadio Roberto Natalio Carminatti y llegará con el ánimo revitalizado al cruce copero del jueves ante Trujillanos en el Monumental y al Superclásico del domingo en La Bombonera, por la competencia doméstica.

El gol lo hizo Leonardo Pisculichi, de cabeza, a los 21 minutos del segundo tiempo, capítulo en el que ambos elencos terminaron con la monotonía que caracterizó a la etapa inicial.

Justamente, en el primer período, hubo un lesionado por bando y consecuentes cambios obligados, el del juvenil Pablo Carreras por Leonel Vangioni, en River, y el de Jonatan Blanco por Cristian Villanueva.

El problema muscular es muy probable que lo deje a Vangioni fuera del que puede llegar a ser su último Superclásico, al menos en este ciclo, dado que en el segundo semestre del año continuará su campaña en el Milan.

El equipo de Marcelo Gallardo guardó a la mayoría de los titulares porque el jueves procurará ante los venezolanos terminar de darle forma a su clasificación para los octavos de final de la Copa Libertadores de América y porque el domingo afrontará el choque de gigantes del fútbol argentino, el que siempre atrapa y conmueve, más allá de cualquier número, ubicación o torneo. Un fenómeno con poder propio.

En Bahía Blanca, la jerarquía individual, a pesar de las ausencias de figuras de la talla de Andrés D’Alessandro, fue determinante para los tres puntos que consiguió River.

En la escena decisiva, Milton Casco escapó por su lateral como lo hacía en sus mejores tiempos de Newell’s Old Boys, hubo una participación de Lucas Alario, un centro de Sebastián Driussi y un cabezazo descendente y esquinado de Pisculichi para ubicar la pelota a la izquierda de Nereo Champagne.

Olimpo sintió así el mazazo cuando había levantado su nivel y hasta había dispuesto de ocasiones como para convertir, pero tras el 0-1 ya no se recuperó en toda la noche.

Es más, el Millonario hasta pudo haber ampliado la diferencia, como en el minuto 47, cuando Alario eludió el achique de Champagne y con frialdad disparó a colocar, pero sólo el corazón le permitió a Néstor Moiraghi estirarse y evitar una conquista que parecía consumada.

River justificó la obtención de las tres unidades en ese segundo segmento en el que ni bien empezó pudo haberse puesto 1-0, porque un envío de Gonzalo Martínez pegó en el poste izquierdo y en el rebote Driussi se confió y Champagne sacó a relucir una notable atajada.

Claro que en los 50 minutos previos el visitante había manejado el juego, pero sin crearle a su adversario situaciones de peligro. Olimpo en el primer tiempo comenzó a salir del fondo en la medida que pasaron los minutos, pero fue un segmento sin emociones.

Lo mejor quedó entonces para la segunda parte y fue entonces cuando River justificó los tres puntos que lo revitalizan en los días previos a dos cotejos trascendentes, uno porque se trata de la Copa que lo tiene como campeón vigente y el otro, porque es el choque de gigantes, que hasta excede las fronteras.

Visto: 229

River tropezó en Brasil y debe esperar para asegurar su clasificación

Jonathan Calleri convirtio festejo AFP CLAIMA20160413 0413 28

River dejó pasar la chance de asegurar su clasificación a los octavos de final de la Copa Libertadores al caer 2 a 1 con San Pablo en el estadio Morumbí, en un partido correspondiente a la quinta fecha del grupo 1. El exdelantero de Boca Jonathan Calleri marcó los dos tantos del ganador, mientras que Iván Alonso descontó para la visita. Con esta derrota, el conjunto dirigido por Marcelo Gallardo definirá su destino en la última jornada ante Trujillanos en el Monumental.

La matemática jugaba a favor de River, que sabía que con con un triunfo o un empate tendría asegurada su clasificación. La obligación era del local, que el martes había recibido la buena noticia de la victoria de Trujillanos sobre The Strongest y necesitaba un triunfo para superar a los bolivianos y llegar con una buena perspectiva a la última fecha.

Con el empuje desde las tribunas de 60.000 personas, el elenco paulista tomó la iniciativa desde el inicio, presionó en el medio y se mostró decidido en ataque. El equipo de Gallardo optó por la cautela y apostó a la contra.

Sin embargo, luego de un primer aviso con un cabezazo de Jonathan Calleri que Marcelo Barovero desvió con los puños por arriba del travesaño, el local tomó ventaja a través del exdelantero de Boca, quien a los 28 minutos sacó provecho de un rebote, luego de intentar controlar con el pecho en el punto del penal un centro de Bruno, y sometió a Barovero con un derechazo que el arquero tocó y no logró rechazar.

El gol no alteró la tónica del juego, ya que a River le costó mucho generar juego cuando tuvo la pelota en los 45 minutos iniciales, por lo que nunca puso en riesgo el arco defendido por Denis.

El complemento comenzó con una luz de esperanza para River, que a los empujones llegó dos veces, primero con un anticipo y cabezazo de Lucas Alario en el primer palo que salió junto al palo derecho y luego con un remate de Mora que despejó el arquero Denis.

Pero esa esperanza duró poco. Porque a los 15 un tiro libre corto de Michel Bastos desde la izquierda aterrizó en la cabeza de Calleri, quien se había sacado de encima a Leonel Vangioni y sin necesidad de saltar metió el testazo al gol, su séptimo en el torneo (es el máximo artillero).

Para colmo, tres minutos más tarde una dura infracción de Andrés D'Alessandro (de flojo rendimiento) sobre Michel Bastos derivó en una escaramuza generalizada que terminó con la tarjeta roja para Vangioni, quien le había aplicado un cachetazo a Calleri.

River perdió la línea y tambaleó, pero consiguió atravesar el chubasco y después de un tiro libre de Mora al ángulo que Denis despejó con los puños volvió a meterse en partido a ocho del cierr. El arquero salió muy mal, Gabriel Mercado cabeceó e Iván Alonso, quien había reemplazado a Alario, empujó a la red y le devolvió incertidumbre al marcador.

Los últimos minutos fueron de ida y vuelta. Sin claridad y a puro centro River asustó, pero no logró darle forma a la remontada. Ahora tendrá que esperar ocho días para asegurar su lugar en octavos. El jueves próximo, el equipo de Gallardo, que suma 8 puntos y +9 de diferencia de gol, recibirá a Trujillanos, ya eliminado. Ese mismo día, The Strongest (7 puntos y -5) jugará en La Paz ante San Pablo (8 puntos y +6).

Visto: 203

Boca le ganó a Racing y se metió en los octavos de final de la Copa Libertadores

0014587007

Todo parecía destinado al 0-0. Eran un cúmulo de aproximaciones que se diluían en tres cuartos de cancha. El colombiano Frank Fabra había sido el más peligroso para un Boca que siempre fue un poquito más que Racing en un partido muy chato. Hasta que faltando siete minutos, Gago -de buen rendimiento- administró la pelota en la puerta del área. Tocó a la derecha para Pavón, que encaró y sacó el centro cruzado y bajo. La pelota cruzó sin que tres defensores pudieran rechazarla y Lodeiro puso el 1-0.

Fue un choque pobre y con escasas situaciones, pero el premio final fue para el equipo que más había intentado. Y fue un premio con yapa debido a que Boca saltó a la cima del grupo 3, con 9 puntos y sacó pasaje para los octavos de final de la Copa. Es el primer equipo argentino que lo logra. Racing, por su parte, pasó a ser escolta en el grupo 3, con 8 unidades y deberá definir su futuro la semana próxima en la altura de La Paz.

os dos sabían que el choque en Avellaneda era vital para el futuro en la Copa Libertadores. Se conocen, se respetan, saben del potencial del otro y por eso no fue extraño que en el choque en la Bombonera no se hayan sacado ventajas. Esta vez, el precio de una derrota resultaba aún más caro.

En las formaciones la apuesta de Facundo Sava resultaba sorpresiva y audaz. El DT de Racing apostó otra vez por el tridente Lisandro-Milito-Bou como en el choque anterior contra Deportivo Cali. Y Boca respondía reforzando el mediocampo, con el ingreso de Pablo Pérez por Carrizo, con algunas molestias físicas.

El choque arrancó con todo. Videla llegó tarde a la dividida con Pablo Pérez y le dio un planchazo tremendo que fue amarilla pero podía haber sido expulsión.

La pelota y el dominio fue de Boca en un primer tiempo chato, con muchos avances pero pocos ataques profundos. Fernando Gago se hizo eje en el medio. Y el equipo del Mellizo manejaba el ritmo con pases cortos: Pérez, Lodeiro, Gago; con Fabra pasando por la banda izquierda.

Del lado de Racing, poco y nada. Le dejaba la iniciativa al rival y se paraba de contra. Solo inquietó en algún bochazo para Bou, que quedaba muy aislado.

El segundo tiempo arrancó con el mismo ritmo cansino de la primera parte. A los 4 minutos, Frank Fabra sacó el partido de la modorra con un buena proyección por izquierda y un remate fuerte y cruzado que salió ancho.

Racing nunca pudo encontrarle la vuelta al partido. Romero no se hizo manija, el ingreso de Acuña no sirvió para equilibrar el mediocampo y los delanteros, que siempre se generan su propia situación de gol, esta vez lucieron muy estáticos, fuera del circuito de juego. Y sufría en defensa por la banda derecha con las proyecciones del colombiano Fabra, el más punzante de Boca.

El gol llegó por el otro costado. De la mano de Gago, el más parejo del equipo, con un buen desborde Pavón y el toque puntual de Lodeiro. Así, Boca, que parecía más complicado, se convirtió en el primer equipo argentino en llegar a octavos de final. Y Racing, que llegaba confiado, vuelve a entrar en dudas y deberá jugarse su futuro la semana próxima en La Paz, frente al Bolívar.  

Visto: 202

River visitará a San Pablo en una final por el pase a octavos

river san pablo

Jugarán a las 21:45 en el Morumbí. A los Millonarios les alcanza con el empate; los de Bauza necesitan ganar. El Muñeco repite los 11 que golearon a The Strongest. Jonathan Calleri será titular en el local.

Una semana después de conquistar otra vida en la Libertadores con la goleada al humilde Trujillanos, el Sao Paulo juega una nueva final: esta vez contra Riverante quien precisa ganar para no caerse definitivamente del tren hacia octavos.
 
En plena carrera contrarreloj por expiar sus pecados de la primera vuelta, donde no consiguió ninguna victoria, el equipo de Edgardo Bauza precisa pasar por encima de los argentinos para llegar con opciones a la complicada decisión en La Paz contra The Strongest de la semana que viene.
 
Con cinco puntos, el Sao Paulo es tercero del Grupo 1, por detrás de River, líder con ocho, y del conjunto boliviano, segundo con 7. Ya desahuciado, Trujillanos es último con apenas una unidad.
 
Pero este miércoles, el 'tricolor' no tendrá enfrente a los frágiles venezolanos, a quienes golearon 6-0 la semana pasada en una suerte de resurrección ante su hinchada con un póquer de Calleri, sino al vigente campeón de América.
 
Un clásico continental al que River no llegará de paseo, sino a finiquitar su pase a octavos, rumbo a revalidar su corona del año pasado, ahora que la batalla por el campeonato argentino parece perdida.
 
Todavía sin encontrar la fórmula de la estabilidad, un Sao Paulo en urgencias se presentará ante un Morumbi que promete récord de público tras otro revés en el campeonato paulista, donde cayó el domingo ante el Sao Bento 1-0.
 
A pesar de estar clasificado para los cuartos de final del torneo regional, los de Patón Bauza suman una pobre hoja de servicios en 2016: siete victorias, seis empates y seis derrotas -incluida la sorprendente caída ante The Strongest en casa, que puede costarles muy cara para su supervivencia-, en 19 partidos oficiales.
 
Aunque los brasileños también tienen motivos para la esperanza: además de su empate en Buenos Aires contra River (1-1) en la primera vuelta, contarán con una afición entregada a una noche de gala y con la motivación extra de Calleri, exjugador del archirrival Boca Juniors y uno de los artilleros de la Libertadores.
 
"Es un partido especial. Decisivo. Ahora no hay margen de error. Estoy loco porque llegue el miércoles y ver el Morumbi con 60.000 personas en un partido de Libertadores. De vida o muerte en el aspecto deportivo. Volví al Sao Paulo para vivir estas noches", afirmó el zaguero uruguayo, e ídolo de la hinchada 'tricolor', Diego Lugano.
 
Empate de goleadas
Con el objetivo de la temporada fijado en la Libertadores, River Plate no quiere sustos y aterrizó en Sao Paulo con la motivación de cerrar definitivamente su boleto a octavos. Pero, sobre todo, de vencer a uno de los grandes del continente ahora en apuros.
 
Tanto que Rodrigo Mora, con problemas físicos, aseguró que jugará infiltrado si es necesario para no perderse el partido.
 
"Dependemos de nosotros y vamos con tranquilidad. The Strongest demostró que se puede ganar allá. En la Copa estamos bien y esperamos un buen resultado", afirmó el delantero uruguayo al diario Olé.
 
Fue precisamente ante los bolivianos cuando los de Marcelo Gallardo igualaron el jueves la goleada del Sao Paulo del día anterior. Los 'millonarios' vencieron también por 6-0 a The Strongest en Buenos Aires y le arrebataron un liderato que ahora no piensan soltar.
 
En la liga argentina, sin embargo, un River sin opciones cedió el sábado un empate ante el colista Sarmiento, con la cabeza ya puesta en el duelo de Libertadores.
 
El partido comenzará a las 21:45 en el estadio Morumbi de Sao Paulo y estará dirigido por el juez uruguayo Andrés Cunha, asistido por sus compatriotas Carlos Pastorino y Nicolás Taran.

Visto: 200

Racing y Boca chocan en duelo vital por la clasificación

boca racing

Jugarán a las 19:30 en Avellaneda. El local lidera el Grupo 3 de la Copa con ocho puntos, mientras que el Xeneize lo sigue con seis. El triunfo será fundamental porque el que gane se clasificará a octavos de final

Racing y Boca se enfrentarán en otro episodio de un clásico argentino, ambos necesitados de sumar para acercarse a la clasificación, en un duelo picante por la quinta fecha del Grupo 3 de laCopa Libertadores de América 2016.

Con cuatro fechas disputadas, todavía no hay nada decidido en el Grupo 3, que Racing encabeza con 8 puntos, seguido por Boca, con 6, mientras que detrás todavía tienen posibilidades de seguir en carrera el boliviano Bolívar (4) y hasta el colombiano Deportivo Cali (2).

Tanto Racing como Boca están enfocados en la Libertadores luego de quedar muy lejos del líder Lanús en la Zona 2 del campeonato argentino en el que comparten grupo y sin chances de pelear por el título.

En la fecha pasada, ambos equipos reservaron a sus titulares y perdieron sus respectivos compromisos, ya que la Academia tropezó por 2-1 en su visita a Aldosivi en Mar del Plata, y Boca volvió a decepcionar con una caída por 2-0 frente a Tigre.

La pobre actuación de los suplentes auriazules disparó el enojo del presidente de Boca, Daniel Angelici, mientras que el DT Guillermo Barros Schelotto dedicó un tiempo de la práctica para retar a los judadores.

"Hay jugadores que no están rindiendo y que a lo mejor no aprovechan la oportunidad cuando les toca de demostrar por qué están en Boca. Los que salen a la cancha tienen que estar a la altura porque somos Boca", advirtió Angelici.

Para este encuentro fue descartado el volante uruguayo Rodrigo Bentancur, quien sufrió un esguince en la rodilla derecha por el que estará casi seis semanas afuera de las canchas.

"El partido con Racing es decisivo y tenemos que estar preparados. Necesitamos ganar porque el próximo objetivo es pasar de fase, y estamos convencidos de que vamos a sacar un buen resultado, está en nuestra mentalidad. La clave será presionar y encontrar espacios", destacó el mediocampista charrúa Nicolás Lodeiro.

Racing, en busca de equilibrio

De su lado, el equipo de Avellaneda apunta a conseguir más equilibrio en su juego, ya que alterna una potencia notable en el ataque, con varios delanteros que atraviesan un gran momento, con notorios desajustes en defensa, como el que le costó la caída frente a Aldosivi.

Según Iván Pillud, Boca es el que llega con mayores obligaciones.

"Ellos están con mucha presión, van a venir a jugar de igual a igual y a sumar de a tres. No tengo dudas de que vamos a hacer un gran partido, y si ganamos creo que vamos a llegar bien a la próxima fase. Nosotros en la Copa estamos muy bien", dijo Pillud.

También el equipo albiceleste llegará con una baja a este cotejo, ya que el mediocampista Francisco Cerro sufrió un desgarro ante Aldosivi y su recuperación demandará varias semanas.

Este año ambos se enfrentaron en la segunda fecha del Grupo 3 con un insulso empate sin goles en la Bombonera, donde Racing presentó un esquema cauteloso, mientras que en el partido por el torneo local la Academia festejó por 1-0 en Avellaneda.

El encuentro se disputará en el estadio Presidente Perón desde las 19:30 y será arbitrado por el ecuatoriano Carlos Vera, secundado en las bandas por Byron Romero y Juan Macías.

Visto: 200

Escúchanos Online

 

Visit the best review site bbetting.co.uk for Bet365 site.

Todos el contenido intelectual son derechos reservados. RadioRSP - Saenz Peña - Chaco.. Diseño Web: WebSp.com.ar